Este es el principal problema que tendrá los dispositivos con USB-C

Este es el principal problema que tendrá los dispositivos con USB-C

Una de las particularidades de la tecnología, es su estandarización o regulación en cuanto a la creación de ciertos sistemas, elementos o productos, a fin de garantizar al usuario una usabilidad mucho más efectiva en todo momento.

La tecnología debe ser accesible para todos por igual, por lo que nada de lo que se cree en base a este fenómeno global no debe representar un retroceso en cuanto a los avances de la sociedad tal cual como la conocemos.

Al contrario, la tecnología debe asentar las bases que garanticen el correcto desarrollo de la humanidad que en este momento se encuentra en búsqueda de perpetuar su raza ante las amenazas más inmediatas como el cambio climático.

Pero en pocas ocasiones, el desarrollo de nuevos avances, en realidad traen más retroceso debido a su forma y la manera en cómo han sido creados. Sobre todo si este “avance” significa una “actualización” de una tecnología ya creada, ya que su estandarización está regada por todo el planeta. Por lo que una adaptación a esta nueva pudiera representar desde un reto hasta un verdadero peligro.

El problema de la implementación de los USB-C

Luego de que dejáramos de lado las antiguas formas de almacenamiento como discos magnéticos o disquete, así como los CD/DVD, la humanidad le dio paso a una nueva forma para guarda toda la información que quiera en pequeños dispositivos conocidos por su funcionalidad como USB.

Hoy en día, es casi impensable no contar con al menos un par de un puerto USB en alguno de los dispositivos que usemos, en cualquiera de sus versiones ya existentes. Desde el normal hasta el mini USB. Apple ya enfrentó este problema en el pasado, luego de que desistiera de emplear estos puertos en sus dispositivos móviles como iPhone y iPads, debido a que los desarrolladores de esa empresa los consideraron obsoletos y lentos.

Fue así como la llegada de los puertos lightning fue un dolor de cabeza momentáneo para muchos usuarios que aunque hoy en día existe una actualización atractiva de este puerto, aún no supone un gran avance. USB permite conectar un sinfín de aparatos entre sí, y hoy en día es el puerto universal para muchos de estos aparatos, que requieran leer o compartir información para una mejor experiencia de los usuarios. Pero al parecer, con la masiva implementación del USB-C, esta compatibilidad pudiera ponerse en riesgo.

Pero increíblemente el problema a la hora de conectar el actual USB, es lo que ha llevado a su reforma o rediseño. Si alguna vez tuviste problemas en conectarlo a algún aparato o computadora, al probar voltearlo varias veces hasta que pudieras conectarlo, ha sido un mal en todo el mundo. Es algo que USB-C soluciona de una manera un tanto elegante.

Pero no solo eso, ya que si disfrutaste de las bondades del USB 3.0, entonces al emplear el USB-C tendrás una velocidad de transferencia mucho más veloz. Por lo que no tendrás que perder el tiempo en ello. Pero como todo en este mundo no es tan perfecto como quisiéramos, este nuevo modelo de conexión presenta un problema.

El tamaño del actual puerto USB, permite a las marcas agregar sus logos en la punta de estos a fin de que cada usuario pueda identificarlos de manera correcta, sin poner en riesgo ninguno de sus dispositivos. Con el USB-C, esto no será posible. Y si tenemos en cuenta que este nuevo sistema unifica los procesos de carga de las baterías y transferencia de datos en un solo cable, que en teoría se podrá usar en cualquier dispositivo que admita este puerto.

A simple vista se ve bien sin mayores problemas, pero imagina por un momento que conectes el cargador de tu laptop a tu móvil: el resultado pudiera ser el que ya hemos visto en los Galaxy Note 7 y nadie quiere que su smartphone estalle por recibir demasiada carga. O pudiera pasar de manera contraria, conectar tu cargador del teléfono a tu laptop pudiera que esta se cargue demasiado lento que incluso la dañe en poco tiempo.

Es por eso que debes tener en cuenta que aunque esta nueva estandarización está en proceso y nadie la puede parar, tendrás que estar muy atento o atenta de modo que conectes el cargador correcto. Por lo que tendrás que ser más ordenado a modo de no confundir los cables y termines cometiendo un gran error con tus dispositivos. Por ahora las marcas no han explicado bien cómo van a resolver este problema, pero lo más seguro es que hallarán una forma de hacerlo sin que esto comprometa tus dispositivos. Mientras tendrás que ingeniártelas para diferenciarlos entre sí.