Teléfonos satélite y cuál es su funcionamiento

Teléfonos satélite y cuál es su funcionamiento

Telefonía móvil tal cual como la conocemos es una consecuencia de una más amplia y antigua como lo es la telefonía satelital. Antes de que estos dispositivos que son comercializados ampliamente en todo el mundo, existieron otros que solo unos pocos podían tener.

Los teléfonos satélites tienen un tamaño que es parecido a los primeros móviles de uso comercial lanzados a comienzo de los 90’, esto por la cantidad de complementos internos que no han sido miniaturizados como sucede en la actualidad con los teléfonos inteligentes convencionales.

Su diseño está pensado para el uso en zonas remotas o alejada de toda conexión donde la infraestructura de telecomunicaciones es inexistente o no adecuada, como sucede en las montañas, lugares alejados como sabanas, mar abierto entre otros.

Estos dispositivos son mayormente usados en lugares que han sido afectado por las fuerzas irreversibles de la naturaleza. Por lo que su uso aumenta en las ciudades o zonas afectadas por terremotos, inundaciones o cualquier otro desastre que comprometa seriamente la infraestructura para las comunicaciones inalámbricas.

Teléfonos satélite

Un teléfono satelital funciona básicamente igual que uno convencional, solo que este no emplea una torre repetidora para establecer la comunicación. En cambio se conecta con el satélite correspondiente a la empresa con la cual la persona tiene el contrato.

Claro, estos no solo se comunican a un solo satélite, si no que lo hace a una red que está dispuesta en el espacio alrededor de la órbita terrestre a fin de garantizar que las personas que cuenten con un teléfono satélite pueda usarlo en todo momento sin interferencia.

Cuando alguien quiere hacer una llamada por medio de estos teléfonos, el usuario debe marcar el número al que quiere llamar tal cual como si lo hiciera en un teléfono normal. En el caso de que el número sea en una misma región o país no será necesario colocar el código correspondiente. Caso contrario, si deberás agregarlo.

Luego el aparato buscará el satélite más adecuado para la comunicación, tomando en cuenta tu ubicación en proporción a la del satélite en órbita para proceder a enviarle la señal de la llamada. Luego el satélite devolverá la señal a la Tierra al receptor más cercano que por lo general es conocido como “puerta” o “gateway”.

Este receptor funciona como especie de gestor, al traspasar la señal al receptor para luego transformarla para que pueda ser recibida por cualquier teléfono corriente. Tras todo este proceso, el receptor correspondiente recibirá la llamada.

También puedes hacer llamada a teléfonos satélite directamente ya que no hay restricciones al respecto, solo que esta conexión es mucho más rápida ya que la señal pasa del satélite directamente al receptor satelital. Un dato importante es que estos dispositivos son muy costosos, por lo que para hacerse con uno será necesario desembolsar al menos 1.000 dólares.