Procesador Snapdragon 835, el nuevo orgullo de Qualcomm

Procesador Snapdragon 835, el nuevo orgullo de Qualcomm

Qualcomm sabe que tiene un dominio irrefutable en el sector de telefonía móvil al crear los procesadores que hoy existen en millones de terminales que son usadas diariamente en todo el mundo.

Samsung, LG, Sony entre otras marcas han sido una de las principales en equipar sus equipos insignia con estos procesadores que lograron acaparar el mismo sector que intentó dominar Intel, antes de su estrepitoso fracaso que lo obligó a mantenerse en la fabricación de procesadores para ordenadores.

Y es que la arquitectura ARM ha sido mejor entendida y desarrollada por Qualcomm, por lo que su dominio no ha podido ser discutido, incluso ni por la misma Huawei que se esfuerza por imponer su procesador Kirin, el mismo que significó el fracaso de varios dispositivos insignias, entre esos el Huawei P8.

Procesador Snapdragon 835

Este 2017 llega con varios avances y sorpresas, y Qualcomm aprovechó el CES realizado en Las Vegas el año pasado, para revelar todas las características de su nuevo procesador orgullo que saltó del 830 al 835.

El Snapdragon 835 se ha convertido en el primer SoC que es comercializado con transistores FinFET, los cuales son de 10 nanómetros. Con esta inclusión se quiere conseguir un desempeño y eficiencia mucho mayor.

Esto implica que el nuevo procesador tendrá una reducción de tamaño de los transistores bastante considerable, lo que hará al nuevo Snapdragon 835 un 30% más delgado que su antecesor más inmediato, el Snapdragon 820.

A menor tamaño, también habrá un incremento en la velocidad de procesamiento además de un ahorro energético mucho mayor. Es por eso que el 835 tendrá un rendimiento de un 27% mayor y una reducción en el consumo eléctrico de un 40% menos que los chips con transistores de 14 nanómetros.

En detalle, el nuevo Snapdragon 835 cuenta con un CPU de ocho núcleos, cuatro Qualcomm Kryo 280 con una velocidad del reloj de 2,45 GHz y otros cuatro con una velocidad de 1,9 GHz. Este es el procesador más poderoso que ha fabricado hasta el momento esta empresa.

También incluye al procesador digital de señales (DSP), el Qualcomm Hexagon 682, que agrega el soporte para TensorFlow y Halide, responsables del procesamiento de las imágenes.

Su unidad de procesamiento gráfico estará encargada por el GPU Adreno 540, que ahora soporta una una nueva gráfica para OpenGL ES 3.2, OpenCL 2.0 completo, Vulkan y DX12. También tendrá la posibilidad de soportar la tecnología de realidad virtual presentada por Google, Daydream, en su pasada convención en octubre de 2016. En concreto, este nuevo procesador se enfoca en el soporte de las nuevas conexiones inalámbricas de banda ancha móvil, así como la VR.