Opera Neon, la reinvención de los navegadores de Internet

Opera Neon, la reinvención de los navegadores de Internet

Hace una década era impensable imaginarse un mundo sin el otroro Internet Explorer, el navegador que fue insignia de Microsoft y de muchos ordenadores en todo el mundo, debido a que era el único (virtualmente) capaz de navegar en Internet.

Pero Microsoft se concentró más en monopolizar su navegador más allá que reformarlo para las nuevas tendencias que poco a poco iban emergiendo desde las ideas de millones de desarrolladores y marcas alrededor del mundo.

El resultado fue una caída estrepitosa que resultó en su extinción hace un par de año y a la vez el nacimiento de Microsoft Edge que tampoco ha sido capaz de cautivar al mundo que aún se mantiene atraído por Google Chrome, seguido de Firefox y Opera.

Este último ha querido hacer algo al respecto, y por eso han lanzado un nuevo concepto basado en un prototipo de navegador que pudiera significar una competencia significativa al creado por Google, es así como Opera introduce Neon.

Opera Neon

Ante tanta competencia en todo el mundo, la respuesta más adecuada es y será siempre la reinvención. Eso es lo que precisamente ha hecho Opera al lanzar un navegador hermano de nombre Neon que intentará hacerse con gran parte de la cuota global de uso que hoy en día ostenta Google.

La gran G pudo posicionar su navegador porque este está completamente enlazado con su poderosos buscador, lo que le da una gran relevancia con el resto, por lo que millones de personas lo usan diariamente por su rapidez y factibilidad.

Aún así Google Chrome no escapa de la controversia porque su “rapidez y/o estabilidad” es consecuencia de un gran sacrificio de los recursos de los ordenadores. Chrome es un perfecto devorador de la memoria RAM y demás recursos de las computadoras, volviéndose lentas al poco tiempo de empezar con su uso.

Este punto ha sido el impulso de otros navegadores como Opera para ofrecerse como salvadores perfectos, ante el consumo desmedido de Chrome que aún no logra solventar. Y ahora con la llegada de Neon, posiblemente lo logre.

Al descargar Neon, verás en tu escritorio un ícono parecido al de Opera, pero en color verde y que forma una figura en color verde fluorescente. Al hacer clic en este, el navegador tardará la primera vez en ejecutarse, pero luego verás toda su interfaz desplegada en tu pantalla.

El concepto es presentar un navegador a modo de sistema operativo, Neon ofrece las pestañas como app, es decir, si ingresas a alguna URL de tu preferencia verás que esta se vuelve automáticamente en una app con la cual podrás acceder al portal.

La rapidez y factibilidad de Neon, se establecerá en ese sentido. Por lo que al iniciarlo la primera vez verás varias burbujas para acceder a diferentes portales. Esta ventana la puedes personalizar con las URL de tu preferencia. Solo basta con colocarla en la barra de búsqueda que ves en la parte superior.

Esta barra tiene doble función, tal cual como sucede en Google Chrome, Neo ofrece una barra para la búsqueda directamente de Google o bien una barra de direcciones. Por lo que puedes hacer una consulta o bien escribir la dirección de una determinada web. En ambos casos verás una burbuja desplegarse la cual podrás poner en la pantalla de inicio a modo de acceso directo.

A simple viste Neon parece estable, pero es importante que recuerda que esta primera versión tan solo es un prototipo, por lo que puede presentar algunos problemas en la carga o ejecución de las URL o “app”. Por lo que te invito a que tengas un poco de paciencia ya que por el resto, funciona a plenitud.

Recuerda también que Google en sus inicios por allá por el 2008, presentó múltiples incompatibilidades y problemas, pero esto no pudo evitar su inevitable aceptación casi total en millones de ordenadores y dispositivos inteligentes en todo el mundo.