Microsoft cambia estatus de instalación de Windows 10

Windows 10 se instala automáticamente

Windows 10 llegó recientemente a más de 200 millones de ordenadores en todo el mundo, por lo que Microsoft quiere aumentar ese número lo más rápido que pueda por lo que ahora cambió el estatus de su instalación de “opcional” a “recomendada”.

En otras palabras, Windows 10 se descargará e instalará de forma automática en tu computadora, algo que pudiera suponer una gran molestia para los usuarios que no desactiven a tiempo las “actualizaciones recomendadas” desde su Panel de Control.

El último sistema operativo de la compañía fundada por Bill Gates ha recibido críticas variadas, desde ser un completo fiasco hasta complacer a algunos usuarios quienes indican que con esta apuesta Microsoft ha redefinido los sistemas operativos para ordenadores.

Aún así, si este es tu caso siempre puedes detener la actualización y en el caso de que ya se haya instalado bien puedes regresar a la versión anterior en los primeros 31 días luego del upgrade, de modo que no pierdas tiempo en respaldar tu información.

También debes considerar desactivar toda actualización automática de Microsoft ya que si tienes una conexión de Internet limitada la descarga pudiera agotar tu plan, ya que el paquete puede pesar entre 3,5 y 6 giga, un espacio importante incluso para aquellos que no cuenten con un disco duro de gran espacio.

Aunque si quieres probar Windows 10 y deseas mantener la actualización, aquí te dejo algunos trucos para hacer tu PC más rápida bajo este nuevo entorno de usuario.

4 trucos para mejorar el rendimiento y velocidad de Windows 10

Desactiva programas al inicio del sistema operativo

Por regla general, Microsoft ha diseñado sus sistemas operativos para que inicie de forma automática diferentes programas una vez nos logueamos con nuestro usuario, algo que incide de forma directa en la memoria, cargándola y ralentizando nuestro ordenador, por lo que la primera opción antes de empezar a usar de lleno Windows 10 es desactivarlas todas.

Solo debes ingresar al Administrador de Tarea, de la forma en que conoces o apretando al mismo tiempo Ctrl+Shift+Esc, selecciona el menú “inicio” y a continuación desactiva todos los programas que no desees su inicio automático.

Nota: Debes tener sumo cuidado ya que algunas computadoras requieren de algunos de esos programas para su correcto funcionamiento, por lo que solo desactiva aquellos que no representen riesgo para tu PC.

Desinstala aplicaciones y programas innecesarios

Durante el uso de nuestras computadoras, solemos instalar diferentes programas en ella, y una vez actualicemos a Windows 10, veremos un paquete de aplicaciones que de seguro no llegarás a usar, por lo que ocupan un valioso espacio en memoria y disco duro.
Lo bueno es que siempre podrás desinstalarlos ingresando al “Panel de Control” y luego a “Agregar o quitar programas” ahí verás toda la lista de programas y aplicaciones instaladas, selecciona con cautela las que no necesites y listo.

Detener app que se ejecutan en segundo plano

Windows suele ejecutar programas en segundo plano, por lo que es probable que durante el uso de Windows 10 notes cierta lentitud, para deshacerte de esas aplicaciones puedes ingresar en “Configuración” “Privacidad” y luego seleccionas el menú de “Aplicaciones en segundo plano” y allí podrás desactivar todas las que requieras.

Libera espacio en tu disco duro

Todo lo que hagas en tu computadora genera archivos residuales que con el paso del tiempo se van acumulando y ocupando un espacio importantísimo en el disco duro. Microsoft sabe que este factor influye mucho en el rendimiento de un ordenador, por lo que ha mantenido con cada nuevo sistema operativo su aplicación de limpieza del disco duro.

Para ingresar a ella solo debes hacer clic sobre el ícono del disco duro, luego en “Propiedades” y a continuación en “Limpieza de Disco”. Una vez hayas ingresado ella podrás limpiar tu unidad de cualquier archivo basura o inservible.