Google establece reglas sobre tecnología de carga rápida

google-establece-reglas-sobre-tecnologia-de-carga-rapida

Con la llegada de Android Nougat, también sobrevino nuevas reglas además de cambios bastante llamativos y oportunos en un tiempo en donde Google busca afianzar aún más su popular sistema operativo.

Entre los rumores de un nuevo enfoque hasta de denominación de este entorno de usuario para móviles, la gran G encrudece aún más sus exigencias en cuanto a las modificaciones que los fabricantes pueden realizar a Android.

Como bien sabes, Google permite a los desarrolladores y diferentes marcas del mundo, manipular el código de Android para adaptarlo a cada uno de sus dispositivos. Es así como este sistema operativo ha logrado calar a tan alto lugar de aceptación en todo el mundo.

La fragmentación como también se le conoce a esta posibilidad de manipular el código de Android, supone muchos riesgos tanto para Google como para el fabricante, ya que una indebida manipulación pudiera acabar en grandes problemas en el dispositivos además de una mancha terrible para el gigante informático.

Google y la carga rápida en Android

En el Documento de Definición de Compatibilidad de Android 7.0, la compañía informática establece reglas bastante claras en varios aspectos de interés para cada fabricante. Pero una regla en esencia, indica a estos no incluir tecnología de carga rápida propias en los dispositivos.

En la actualidad existen varias tecnologías en este sentidos que colman el mercado de los dispositivos inteligentes, como sucede con Quick Charge propiedad de Qualcomm, Pump Express desarrollado por MediaTek, Dash Charge exclusivo de OnePlus o VOOC de Oppo.

A estos se les suman las recientemente incluidas por otras marcas más populares como Huawei y su SuperCharge, o bien la carga rápida adaptativa empleada por la gigante Samsung, así como la tecnología Turbo Charge de la familia Moto.

En vista de este panorama bastante abrumador, Google quiere imponerse junto a sus reglas a fin de evitar cualquier circunstancia parecida a la vivida con el Galaxy Note 7, sin que esto sea indicio de responsabilidad sobre sus explosiones ya que Samsung no ha emitido informe oficial alguno al respecto.

google-y-la-carga-rapida-en-android

Google sugiere a las marcas no realizar dicha modificación motivado a que los fabricantes pueden modificar el voltaje Vbus más allá de los valores de fábrica establecidos que en un largo plazo, pudiera causar serios problemas y daños a los dispositivos.

Esto es motivado a la inclusión paulatina de los puertos USB tipo C, los cuales deberían usar el estándar de Power Delivery presente en los antiguos Nexus y nuevo Pixel y Pixel XL. Es decir, Google quiere imponer una misma línea de carga compatible para todos los dispositivos Android.

Pero esto no queda ahí, ya que Google ha indicado que en un futuro esto se convertirá en una regla obligatoria para todos los desarrolladores y fabricantes quienes quieran emplear Android, deberán agregar en sus dispositivos los USB Tipo C que soporte la interoperabilidad con cargadores Tipo C.

Esto eventualmente acabará con la gran mayoría de los métodos de cargas rápidas popularizados por otros fabricantes como Qualcomm el cual ha incluido su Quick Charge, popularizado en millones de dispositivos.