Samsung dejará de fabricar y vender el Galaxy Note 7 y pierde 17 MMD

Samsung dejará de fabricar y vender el Galaxy Note 7 y pierde 17 MMD

Las alertas en todo el mundo continuaron a pesar de todos los esfuerzo de Samsung por redimir el inmenso error que ha supuesto la creación y puesta a la venta de su Galaxy Note 7, terminal que se incendiaba y explotaba espontáneamente debido a un desperfecto.

Todo empezó con varias explosiones de estos móviles usados por varias personas en todo el mundo hasta el punto de llamar la atención de los medios de comunicación de todo el mundo además de los especializados, los cuales se hicieron eco de este hecho terrible.

Samsung para ese entonces no tenía idea de lo que pasaba y no tomó cartas en el asunto hasta que varios vehículos se incendiaron por estas explosiones e incluso un niño resultara gravemente herido luego de que un modelo le estalla en las manos.

Fue así como las autoridades estadounidenses, sobre todo las de aviación se pusieron manos a las obras para evitar que más incidentes relacionados siguieran surgiendo, pero recientemente una explosión de uno de estos modelos que se suponían “seguro” volvió a alarmar a todos por la peligrosidad que se ha convertido tener uno de estos aparatos.

Samsung ya no fabricará el Galaxy Note 7

Samsung ya no fabricará el Galaxy Note 7

Pero lo que parecía ser una idea lejana hoy es una realidad, y es que la surcoreana ha decidido paralizar la fabricación y venta en todo el mundo del Galaxy Note 7 por la reincidencia en las explosiones que han presentado varios dispositivos que fueron reemplazados.

El problema, según Samsung, radica en una celda dañada de la batería, lo que supone que cuando esta recibe la primera carga se recalienta, se sobrecarga y por consiguiente explota. Lo que puede causar daños tanto materiales como físicos como ya se ha evidenciado en más de 100 afectados en todo el mundo.

Pero a pesar de esta rápida investigación que dio por determinada el origen de la falla, Samsung se enfrenta a la realidad más tenebrosa de toda su historia, ya que no fabricar ni vender más su Galaxy Note 7, representará una pérdida de 17.000 millones de dólares.

Tras el anuncio, la firma perdió alrededor del 8 % de su valor en la bolsa además de elevar la desconfianza de los consumidores en la marca que intenta mantenerse a flote confiado del éxito que aún impera en su buque insignia el Galaxy S8.

La decisión llega después de que varias empresas de telefonías estadounidense como Sprint y Verizon, decidieron no comercializar el mencionado dispositivo por los riesgos asociados. Por lo pronto, Samsung ha emprendido una campaña en todo el mundo para que los usuarios devuelvan sus modelos Note 7 mediante un kit.

Samsung está enviado a todos los usuarios con un modelo de Galaxy Note 7 una caja térmica en la que tendrán que introducir el dispositivo. Son tres cajas y una de ella es de cerámica y es en donde deberás colocar tu modelo para luego introducirla en otra y luego en otra.

Por ahora no se sabe por cuál modelo Samsung cambiará a los Note 7, aunque se espera que sea por un Galaxy S7 o bien algún otro nuevo como el C9.