Día de Internet ¿Por qué se celebra?

Por qué se celebra el Día de Internet

Internet o la Internet, se define como un conjunto descentralizado de redes de comunicaciones interconectadas por medio de la familia de protocolos TCP/IP, su origen se remonta a los tiempo en que Arpanet (Advanced Research Projects Agency Network) o Agencia para los Proyectos de Investigación Avanzada de los Estados Unidos, buscaba la mejor manera de interconectar las computadoras de sus centros de investigaciones y de las universidades de estudios científicos de Estados Unidos con otros, dando origen a lo que hoy conocemos como una red de alcance global.

Desde su creación en 1960, Internet ha sido usado por millones de personas a nivel mundial por medio de uno de sus servicios más famosos, WWW o World Wide Web, que es un conjunto de protocolos que otorga la posibilidad al usuario de consultar de forma remota, archivos de hipertexto. Fue desarrollado en 1990 y usa Internet como medio de Transmisión.

Pero este no es el único protocolo existente, ya que tenemos el SMTP, usado para el envío de correos, FTP, para la transmisión de archivos, P2P ampliamente conocida ya que permite la conversión de redes en líneas y IRC usado en la mensajería instantánea.

De transmisión de contenido o comunicación multimedia VoIP, Televisión IPTV, accesos remotos a otros dispositivos SSH, y Telnet o juegos en líneas.

Día de Internet Por qué se celebra

Por qué se celebra el Día de Internet

En marzo de 2006 y tras la cumbre de la Sociedad de la Información llevaba a cabo en Túnez, la Organización de Naciones Unidas acordó la aprobación del 17 de mayo como el “Día Mundial de la Sociedad de la Información” que a su vez deriva en el festejo del Día de Internet, por ser este un medio plural de acceso público de alcance planetario.

Más de medio siglo después de su invención, Internet continúa su crecimiento acelerado en un mundo ampliamente dominado por los pequeños e inteligentes dispositivos, como smartphone o tablets, obligando al sector a reinventarse con miras a la sostenibilidad del servicio durante esta y siguientes siglos.

Uno de los hitos más importantes del Internet fue el cambio de su protocolo IPv4 a IPv6, motivado por el auge de IoT que hoy en día domina un sector dual, tanto en el empresarial como el personal, pero que a pesar de su crecimiento exponencial aún quedan retos por superar.

Durante la celebración de la cumbre del G7 los líderes de los países miembros hicieron mención a la necesidad de más inclusión en el uso del servicio de Internet, ya que a pesar de contar con unos 4.000 millones de personas interconectadas en el mundo, aún resta un 60 % que carece de acceso a la red, motivado por los altos costos en los servicios o a la falta de inversión por parte de sus Gobiernos.

La meta impuesta por este organismo a comienzo del 2016, fue que para el 2020 1.500 millones de personas se sumen a la cifra actual con la implementación de un Internet libre de la censura política al que es sometido en países como los del bloque arábico o China.

Pero a pesar de esta diatriba, el sector sigue avanzando con miras al posicionamiento de las redes inalámbricas y a la inminente llegada de la red móvil 5G y además de los proyectos que Google y Facebook desarrollan para que más personas puedan estar conectada, sobre todo en los lugares remoto donde la señal por cable es imposible.