Cuando usas Internet gastas agua ¿Cómo es esto posible?

Cuando usas Internet gastas agua ¿Cómo es esto posible?

En concreto, se estima que un usuario que en promedio use un gigabyte de navegación por Internet gasta unos 200 litros de agua. Así lo ha revelado un estudio que se llevó a cabo en 2015 lo que comprobó la huella hídrica que dejamos tras cada visita a una página web.

Claramente, todo lo que hacemos en nuestro día a día tiene su repercusión en nuestro entorno, sobre todo en el ambiente, ya que nuestro paso por esta Tierra no pasa desapercibido ya que podemos influir de muchas maneras en nuestro entorno.

Una de ella ha sido la huella en el desgaste eléctrico que usa otros elementos para generarlo como el agua. Ya en algunas regiones en el mundo se han vistos afectados por los embates del cambio climático como ha sucedido en Venezuela que recientemente ha superado una crisis energética.

Pero a pesar de los esfuerzos de muchos países en cambiar a energía renovables y mucho más amigables no son suficientes y al mundo le urge alternativas para satisfacer la demanda de energía eléctrica actual.

Cuando usas Internet gastas agua

Cuando usas Internet gastas agua

El Imperial College de Londres en Reino Unido realizó el año pasado un estudio para comprobar cuánta agua se gasta por cada gigabyte usado para la navegación en Internet. Por lo que se estima que unos 200 litros son gastado tras este uso.

Pero ¿cómo es esto posible? Todo obedece a la necesidad de mantener siempre activo a todos los centros de datos que se encuentran activos alrededor del mundo, ya que estos son los responsable de aportar los datos de navegación necesarios.

Se estima que el gasto por mes en la Europa Occidental es de 1,9 GB, mientras que en Estados Unidos asciende a 3,7GB. Esto según reporte de las principales empresas de telecomunicaciones en esas regiones.

Pero a pesar de estos números, no podemos hacer una campaña para cambiar las tendencia de consumo de gigabyte para navegación, sino que se debe reformar la administración de los recursos en los centros de datos.

datacenters acuatico de microsoft

Este malgaste de agua se debe a que los datacenters requieren muchísima refrigeración para que todos los aparatos y sus complementos de comunicación digital puedan funcionar de manera normal sin que sufran daños por sobrecalentamiento.

He aquí la mayor cuota de gasto de energía que estos centros tienen por lo que es necesario convertirlos en lugares que consuman energía renovable o bien, mudarlos a otros donde la refrigeración el clima sea el indicado para que estos equipos puedan refrigerarse con la ayuda del clima del lugar.

El año pasado, Microsoft sumergió el primer datacenter acuático en aguas del Atlántico en una prueba que pudiera suponer el futuro de los centros de datos.

Asimismo, Facebook, Google y Apple han hecho los cambios necesarios para reducir su huella hídrica y así el malgasto de agua sea reducido y a su vez, el medio ambiente sea protegido para así evitar grandes males climáticos en el futuro.