¡Ultimatum! Samsung limitará la carga de los Galaxy Note 7

galaxy-note-7

El Samsung Galaxy Note 7 se ha vuelto un verdadero peligro en manos de las personas que aún lo usan diariamente a pesar de varios reportes de explosiones en todo el mundo en el que dos vehículos presentaron severos daños por incendio espontáneo de estos dispositivos.

La última oportunidad para dejar estos móviles en el mercado vino de un cambio de batería que los usuarios debían hacer que incluso llegaba hasta el reemplazo completo de la terminal. Pero un incidente en un avión a punto de despegar puso punto y fin a esta era tan corta de Note 7.

Samsung tuvo que tomar la drástica decisión de retirar estos modelos del mercado lo más rápido posible presionado por las autoridades internacionales y estadounidense, además de las principales operadoras de ese país quienes boicotearon sus ventas al impedirlas mediante su marca.

Se pudo conocer mediante un estudio independiente que no ha sido aprobado por Samsung, que incluso no ha dado mayores detalles de este problema y las posibles causas de las explosiones, en la que según el arriesgado diseño pudiera ser el presunto responsable de las explosiones al limitar el espacio de la batería.

Samsung limitará la carga de los Galaxy Note 7 aún activos

Pero a pesar de esto, y de las reiteradas peticiones de este fabricante surcoreano a las personas que aún tienen activo el móvil a que lo entreguen lo más rápido posibles, los usuarios se niegan a apartarse de su terminal.

No es para menos, ya que el único problema que llena de sombras este modelo es su problema con la batería ya que del resto es un excelente móvil, uno de los phablet más potentes y elegantes hasta ahora diseñados.

El Samsung Galaxy Note 7 estaba destinado a convertirse en uno de los móviles más deseados de este año pero desafortunadamente el diseño de su batería truncó las pretensiones de la firma surcoreana que tuvo que asumir una pérdida de 17 mil millones de dólares tras la retirada de estos smartphone del mercado.

Pero ahora la operadora T-Mobile comenzará a distribuir vía OTA un parche con la nomenclatura N930TUVU2APK1 con la que impedirá que los móviles aún activos sobrepasen el 60 % de la carga para así evitar que estos estallen.

Pero esto no solo sucederá en Estados Unidos, ya que se espera que las mismas acciones sean tomadas por el resto de las operadoras y la misma Samsung en el resto del mundo a fin de obligar a los usuarios a entregar estos dispositivos.

Si piensas que con ignorar este update te permitirá seguir usando el móvil, estás en lo cierto. Pero recuerda que ya es un modelo descontinuado y por lo tanto no recibirá soporte ni actualizaciones por lo que tarde o temprano tendrás que dejar de usarlo.