3 ventajas y desventajas de los audífonos inalámbricos

3 ventajas y desventajas de los audífonos inalámbricos

Existen desde hace un par de años, incluso mucho antes de que Apple decidiera dar este inmenso paso con la introducción en 2016 de sus AirPods junto al lanzamiento del iPhone 7 que ahora no cuentan con el jack de 3,5 mm.

Esta tendencia ahora se ha hecho más presente en los móviles de marcas populares como Huawei, LG, y Samsung, que se encuentra en camino de adaptarla por lo que esperamos si su Galaxy S8 tendrá este puerto para auriculares.

Lo cierto es que hace algunos años no se hicieron populares como ahora por el simple hecho de que eran dispositivos poco fieles en cuanto a su funcionamiento y calidad de audio, por lo que muchas personas simplemente se abocaron más por los modelos alámbricos.

Pero ahora la tendencia apunta a un disfrute musical libre de cables, por lo que ahora las marcas miran con más deseo la idea de fabricar auriculares con tecnología Bluetooth, misma que ya cuenta con su versión 5, mucho más potente y con mayor rango de alcance.

Audífonos inalámbricos

Es muy cierto que desde su llegada, muchas cosas fueron facilitadas. Sobre todo porque cuando estamos haciendo alguna actividad que requiere mucho movimiento, por lo general queremos escuchar música, y tener un par de cables rondando por nuestro cuerpo, no siempre es muy agradable y en todos los sentidos pueden incomodar.

Los audífonos inalámbricos están pensados para aquellas personas que requieren facilidad y libertad de uso, pero claro, desde que Apple los pusiera nuevamente a la vista de todos, estos aparatos ganaron más relevancia mercantilista que cualquier otra cosa.

Y esa es su principal ventaja, la libertad que te ofrecen en cuanto a la realización de las tareas que quieras, por ejemplo, los deportistas son muy asiduos de escuchar música mientras realizan sus rutinas, y tener unos audífonos inalámbricos sin duda les da la facilidad que buscan sin tener que dejar de escuchar sus canciones favorita.

La distancia es la segunda ventaja, y más ahora que Bluetooth lanzó su versión 5 para los nuevos dispositivos que integren este tipo de conexión en sus terminales. Esto quiere decir, que ahora tendrás más alcance y potencia que las anteriores versiones, por lo que podrás alejarte prudentemente entre gadget sin que el audio se vea tan comprometido.

La tercera ventaja interesante es que no tenemos que intercambiar conectores entre dispositivos, ya que solo basta con vincularlos con otros para que puedas seguir disfrutando de sus bondades.

Audífonos inalámbricos

Pero si hablamos de desventajas, la principal es la calidad de sonido y la segunda, la interferencia entre dispositivos. Ambas pueden resultar ser una combinación terrible si eres de los que aprecia un buen sonido sin ningún tipo de problema.

Esto quiere decir que puede haber momentos en que el audio se vea afectado por alguna interferencia de otro dispositivo que emita ondas mucho más potentes que la de la señal Bluetooth, algunos minerales y metales también pueden causar esto. Incluso el mismo cuerpo humano puede resultar ser un problema de interferencia. En cuanto a la calidad de sonido, te darás cuenta en momentos en que te concentras en la música que estés oyendo que de pronto empieza a sonar como se estuviera reproduciendo desde un disco de vinilo viejo.

Esta es una de las sombras más grandes de la tecnología de los audífonos inalámbrico y que posiblemente tardará en quitarse por mucho tiempo, ya que el audio es mucho peor que el que escuchamos a través de los audífonos de cables debido a que se pierden muchos detalles de la música, mismo que los artistas se esfuerzan por agregar en sus pistas, así como también sucede con las transmisiones de programas de televisión, películas y series.

Otro contra en la lista es la batería, lo bueno de los auriculares de cable es que no tienes que cargarlos, solo los conectas y listo, funciona a la perfección. Pero los inalámbricos poseen una batería que debe ser recargada con mucha regularidad, lo que implica que su vida útil se ve seriamente comprometida.

Esto es debido a que la mayoría no pasan de dos horas de operatividad continua, por lo que el usuario que los usa mucho, verá con frustración que su diversión auditiva con estos nuevos aparatos tiene un límite dictatorial.