El arroz es para novatos: Recupera tu móvil mojado como todo un pro

El arroz es para novatos: Recupera tu móvil mojado como todo un pro

Es de conocimiento general meter nuestro móvil o aparato inteligente en un envase lleno de arroz para salvarlo de un chapuzón o caída por accidente en agua. Es una práctica que se ha popularizado en el último tiempo que en algunos dispositivos no siempre funciona.

Pero en realidad, pocas personas saben por qué el arroz “salva” un móvil de las garras del agua, ya que suelen meterlo en esto por inercia o por conocimientos general o porque alguna amistad le recomendó que lo hiciera.

Lo cierto es que el arroz es capaz de absorber el agua, es un proceso que todo chef conoce ya que esto es lo que sucede cuando se cocina. El agua es absorbida por este grano dentro de la olla hirviendo, mientra que el resto solo es evaporada.

Claro, no vas a hervir tu móvil pero si lo meterás en un frasco con arroz y dejarlo ahí por varias horas, incluso días, hasta que este alimento haga lo suyo y extraiga de manera “natural” todo el agua que haya caído en los circuitos de tu teléfono.

Recupera tu móvil mojado como todo un pro

Pero esta no es el único tips que tenemos a nuestra disposición. Ya que si eres muy diestro en lo que a circuito integrado se refiere bien puedes desarmar tu equipo y proceder a un secado mucho más profesional, teniendo en cuenta que debes tener cuidado con todos sus complementos internos.

Pero existe otra forma que implica el uso de agua destilada y un secado como solo los verdaderos profesionales lo pueden hacer. Te preguntarás por qué agua destilada si lo que quieres es salvarlo del agua, lo cierto es que este elemento te ayudará a salvar tu móvil.

Bien, el procedimiento es simple, solo necesitarás como ya sabes: agua destilada más una cubeta la cual deberás llenar con este elemento. Ahí vas a meter durante varias horas tu móvil que se ha mojado por accidente.

Debajo de esta cubeta con el agua destilada y el móvil dentro vas a colocar un soporte con vibración que estará continuamente activo. Esto permitirá deshacerte de la mayor cantidad de polvo posible, así como residuos alojados en el teléfonos además de reducir al máximo las partes oxidadas por el contacto con el agua ordinaria.

Ahora viene la segunda parte de este proceso la cual implica el secado con algún elemento como paño suave que no deje hilos ni pelusa pegada o bien alguna bomba de aire que te permita soplarlo hasta que logres quitar todo líquido de sus partes.

No se recomiendo usar un secador de cabello ya que este expulsa un aire caliente que puede sobrecargar de estática los complementos internos y por consiguiente hacer que el mismo se queme. En el caso de que esto no te haya funcionado tal vez sea momento de llevarlo a un técnico especializado. Haz todo esto bajo tu responsabilidad.